Reconocimiento médico OFERTA
OFERTA!!! 15% de descuento en la renovación de los carnets para desempleados, si presentan la tarjeta del paro!
Reconocimiento médico
Fisioterapeuta.
Reconocimiento médico
Análisis clínicos, traumatología, medicina general, podología, psicología, densitometría ósea, audiometrías, electrocardiogramas, dietista, auriculoterapia y test de alergias alimentarias.

Clinica Resel - Servicios Médicos

Resel Servicios Medicos en Illescas, es una empresa moderna con amplia experiencia y formada por profesionales altamente cualificados, comprometidos con su salud. Nuestra prioridad son las personas y su bienestar, por eso ofrecemos un trato cercano, completo, rápido y personalizado.

Disponemos de las últimas tecnologías, garantizando un servicio de alta calidad.

 

Donde estamos

C/ Garcilaso de la Vega 1

Illescas, Toledo

+34 925 54 29 07

Horario

Lun - Vie

16:30 - 20:30

Llamanos ahora y pide cita.

Super User

Super User

En el ciclo vital de los individuos, el periodo de madurez y, sobre todo, la vejez constituyen episodios cada vez más amplios y complejos desde el punto de vista social y psicológico. La característica más común de la persona mayor es la progresiva confrontación entre experiencia acumulada y deterioro de las capacidades orgánicas.

Existe una marcada tendencia al aumento de la esperanza de vida, particularmente en los países ricos. Sin duda, asociados al bienestar material y a la mayor disponibilidad de recursos sanitarios. La ONU prevé que para el año 2050 el porcentaje de mayores de 60 años supere al infantil para el conjunto de la población mundial, estando España previsiblemente para entonces en el rango de los países más envejecidos.

Terapia

La etapa de envejecimiento implica una serie de cambios (físicos, psicológicos, sociales, de pareja) a los que la persona debe adaptarse, y que puede conllevar problemas psicológicos (depresión, perdida de un ser querido, cambios en el estado de ánimo, perdida de actividades gratificantes, afrontamiento psicológico de la progresiva presencia temática de la muerte…) y/o un deterioro de las capacidades cognitivas (fundamentalmente, memoria y atención), con los que puede necesitar ayuda.

No todos nos adaptamos igual, a veces es necesario el asesoramiento y el tratamiento psicológico para dar apoyo a una entrada al ciclo y la correspondiente adaptación positiva a esta nueva etapa.

 

Rehabilitacion Cognitiva

El envejecimiento en la tercera edad causa a veces pánico, pero envejecer es un proceso normal de la persona que no debe preocupar. Podemos decir que la barrera entre el envejecimiento normal y la demencia esta en la capacidad para seguir realizando las actividades de la vida diaria. Por ejemplo, no es lo mismo olvidar donde has guardado la ropa que olvidar cómo hay que vestirse.

Cuando hay un deterioro de las capacidades cognitivas, el objetivo fundamental es intentar garantizar calidad de vida:

Estimular y mantener las capacidades mentales (orientación temporo-espacial, atención y concentración, percepción, memoria, lenguaje, habilidades aritméticas, razonamiento, organización…)

Dar seguridad e incrementar la autonomía del paciente

Evitar la desconexión del entorno y fortalecer las relaciones sociales

Mejorar la capacidad de vida

Psicología Adultos

Etiquetado como

Al llegar a la madurez, se cree que las personas deben adquirir su total equilibrio: están ya situadas afectiva y laboralmente, las grandes crisis de identidad han quedado como un recuerdo de juventud y el futuro se presenta estable. Este equilibrio, sin embargo, es con frecuencia sólo una ilusión.

Como cualquier otra época de la vida, la edad adulta está también llena de conflictos y problemas, a veces más intensos y angustiosos que nunca. Por ello, un adulto acude a consulta cuando ve que todos los intentos que él mismo ha hecho por mejorar, han fracasado.

Depresion

La Depresión es el trastorno mental que más incidencia tiene entre la población general. Afecta al 20% de la población, que la padecerá al menos una vez a lo largo de su vida. Además, marca una ruptura en el funcionamiento psicológico habitual de la persona y es más numeroso en mujeres que en hombres.

El vocablo depresión es utilizado con frecuencia, pero de manera errónea, para describir una sensación sentida por numerosas personas, “me siento triste” o estoy “depre”. Estas sensaciones suelen remitir rápidamente. Sin embargo, cuando un profesional diagnostica una depresión, sabe que esa persona está afectada de un trastorno grave (no es algo pasajero), que afecta no sólo a su estado de ánimo (tristeza, desesperanza, irritabilidad) sino también a ciertas funciones corporales, a la alimentación y el sueño. Es la persistencia y la severidad de estas sensaciones lo que distingue la depresión como un trastorno del ánimo, de esas variaciones pasajeras y normales. Además, hay que tener en cuenta que la depresión interfiere notablemente en la vida del individuo, en la capacidad de trabajar, de relacionarse socialmente y de disfrutar de su tiempo libre.

¿QUÉ SÍNTOMAS SON INDICATIVOS PARA ACUDIR AL PSICÓLOGO?

Apatía, pérdida de interés por las cosas

Tristeza, melancolía, ganas de llorar

Trastornos del sueño

Decaimiento, fatiga, cansancio

Culpa, pesimismo, desesperanza

Sentimiento de incomprensión y aislamiento

Baja autoestima, sentimientos de inutilidad

Aumento o disminución del peso

Bajo rendimiento de las funciones cognitivas superiores, dificultades de concentración

Ideación suicida

 

Depresion Post-Parto

La depresión postparto es una de las enfermedades más frecuentes tras el parto ya que afecta a una de cada diez parturientas. Surge en el primer mes tras el parto y si no se trata adecuadamente puede persistir durante meses e incluso años.

La depresión postparto consiste en el desarrollo de una depresión en la madre tras el nacimiento de su hijo. A veces, esta depresión puede tener una fácil explicación, bien porque el hijo no ha sido deseado o porque no es normal. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones la depresión parece no tener sentido: ” Deseaba tanto tener este hijo y ahora que lo tengo me siento completamente desdichada”, “¿Qué me está pasando?”, “El parto fue magnífico, mucho mejor de lo que esperaba, y todo el mundo se portó maravillosamente conmigo. Debería dar saltos de alegría”, Quizás no valgo para ser madre”.

Contrariamente a lo que se pensaba hasta ahora, la depresión posparto no afecta exclusivamente a las mujeres, sino también a los hombres. Cuando un hombre acaba de ser padre es normal que sufra cambios emocionales, especialmente si se trata de un padre primerizo cuyo estilo de vida cambia radicalmente con la llegada del bebé.

Investigaciones recientes indican que casi el 17% de los hombres pueden padecerla. Las causas pueden ser variadas como sentirse aislado debido a la atención que la mujer brinda al bebé, no sentirse capaz de cuidar al bebé adecuadamente, no cumplir con las exigencias sociales de su entorno o creerse incapaz de asumir la responsabilidad de su nuevo rol de padre.

A diferencia de las mujeres en las que las hormonas juegan un papel importante, la depresión postparto en los hombres depende de la situación social, emocional y económica en la que se encuentra el reciente papá. Los síntomas más habituales que puede ser una alerta son: alejamiento de la pareja, irritabilidad, intolerancia, insomnio, tristeza, refugio exagerado en los amigos, deporte, trabajo o incluso en el alcohol.

¿QUÉ SÍNTOMAS SON INDICATIVOS PARA ACUDIR AL PSICÓLOGO?

Tristeza, ganas de llorar

Irritabilidad

Fatiga

Trastornos del sueño (insomnio)

Perdida de apetito (disminución del peso)

Apatía, incapacidad para disfrutar

Desbordamiento

 

Estres

La respuesta de estrés es fruto de una activación fisiológica de nuestro organismo automática e involuntaria que se produce ante situaciones en las que existe una percepción de peligro para el individuo. Esta respuesta produce en nuestro organismo unos cambios fisiológicos, entre los que destacan un aumento de la presión arterial, aumento de la frecuencia cardíaca, aumento de la tensión en los músculos, aumento del riego sanguíneo al cerebro, aumento de la secreción de adrenalina, disminución del riego sanguíneo a la piel y al sistema gastrointestinal, entre otros. Dicha respuesta está diseñada para que nuestro cuerpo disponga de energía para hacer frente al peligro y por tanto no es problemática en sí misma.

El problema surge cuando esta repuesta de estrés se da con mucha frecuencia o durante tiempo prolongado. Es entonces cuando aparecen las consecuencias negativas del estrés. Se considera que una persona esta estresada cuando percibe muchas demandas a las que ha de enfrentarse y por tanto activa su organismo con mucha frecuencia, forzándolo en exceso y produciendo síntomas físicos y psicológicos.

¿QUÉ SÍNTOMAS SON INDICATIVOS PARA ACUDIR AL PSICÓLOGO?

Dolores de cabeza y espalda

Malas digestiones

Taquicardias

Dificultades de concentración y olvidos frecuentes

Mareos

Insomnio

Nerviosismo y preocupaciones

Irritabilidad

 

Ansiedad

La ansiedad se define como una reacción emocional ante un peligro o una amenaza percibida, ya sea imaginaria o real. Sentir ansiedad es algo habitual y no es perjudicial; ante una situación de alarma, el cuerpo nos prepara para la acción y se suceden una serie de cambios a nivel físico y psicológico. La mayoría de las personas la sienten antes o después de un acontecimiento estresante, por ejemplo: una exposición en público, un examen, una pérdida afectiva, un cambio de domicilio, la pérdida de un empleo, incluso una boda.

El problema aparece cuando la sensación de ansiedad toma una dimensión tal que limita al sujeto en sus actividades diarias. Se considera que la ansiedad es desadaptativa cuando es una respuesta de miedo intensa, acompañada de preocupación e inquietud que expresamos con respuestas fisiológicas (palpitaciones, respiración acelerada, sudoración…), cognitivas (preocupación, inseguridad, sensación de incapacidad, de pérdida de control…) y conductual (paralización motora, hiperactividad, conductas de evitación…).

Tipos:

Trastorno de ansiedad por separación

Miedos y fobias

Trastorno de ansiedad generalizada

Trastorno obsesivo-compulsivo

Trastorno de estrés post-traumático

Trastorno de angustia

¿QUÉ SÍNTOMAS SON INDICATIVOS PARA ACUDIR AL PSICÓLOGO?

Preocupaciones excesivas sobre acontecimientos temidos que no es probable que ocurran

Incapacidad de parar sus pensamientos ansiógenos

Sentimiento de inquietud constante

Agitación e incapacidad de relajarse; fatiga

Dificultades para conciliar el sueño

Dificultades de concentración

Irritabilidad, sobresalto, cambios bruscos de humor, agresividad, inestabilidad emocional

Síntomas físicos: falta de energía, temblor, tensión muscular, problemas intestinales, dolores de cabeza, sudoración, sofocos, mareos, náuseas, visión borrosa, desmayos

 

Problemas de Pareja

La pareja es la relación humana de la que más esperamos en nuestra vida. De ella, lo esperamos todo: que nos haga feliz, que nos comprenda, que llene nuestra sensación de vacío, que nos aporte estabilidad… pero a veces esta expectativa se ve frustrada pasado un tiempo. Surge la sensación de incomunicación, de incomprensión, de desinterés.

La pareja es una relación que evoluciona, a la vez que lo hacen sus miembros, cambian las expectativas, las circunstancias de la vida, se incrementan las responsabilidades. Pero estos cambios no siempre son a la par en el hombre y la mujer, y pueden producir crisis, sensación de agotamiento, e incomprensión, que se traducen en una comunicación menos fluida.

Muchas parejas pasan por momentos difíciles que pueden acabar rompiendo la relación de pareja. Los motivos que llevan a una pareja al conflicto son muy diversos y complejos. En ocasiones existe un claro detonante, como una infidelidad o celos, y en otras se trata de un deterioro en la relación que no consiguen entender los propios miembros de la pareja.

Un experto en terapia de pareja ofrece apoyo e interviene para explicar las causas que han llevado a la pareja a la situación actual, detecta los patrones destructivos que se han establecido dentro de la pareja y propone pautas, ejercicios y negociaciones para llegar a una solución de los problemas estable y romper las barreras que bloquean la relación.

¿Nuestros problemas son lo suficientemente graves como para pedir ayuda? Las parejas tienden a subestimar la gravedad de sus problemas. Pensar que la pareja no funciona es algo tan difícil de asumir que preferimos ignorarlo. Solemos engañarnos atribuyendo las dificultades de pareja a cambios propios de las etapas por las que pasan las parejas a lo largo del tiempo. Cuando los conflictos de pareja dejan de ser aislados, buscar ayuda profesional es la forma más adecuada e inteligente de enfrentarse a ellos. Cuanto antes consulte con un psicólogo experto, más fácil será retomar el bienestar.

¿Buscar ayuda para un problema de pareja significa que la relación está terminada? No. Algunas personas temen que la búsqueda de ayuda sea un signo de fracaso. Es mejor buscar ayuda al inicio de la problemática que esperar a que las dificultades sean demasiado graves. El resultado de una terapia de pareja depende de muchos factores pero hay dos aspectos muy importantes a tener en cuenta: lo motivados que están los miembros de la pareja para trabajar en el problema y lo importante que es para ambos la propia relación.

 

¿Como le explico a mi hijo...

Mi divorcio?

El divorcio concluye el matrimonio, es decir, pone fin al vínculo de una pareja pero no pone fin a la familia. Tus hijos siempre serán tus hijos, y vuestro divorcio tendrá consecuencias a largo plazo para ellos.

Una de las conversaciones más difíciles que cualquier padre tiene es contarles a sus hijos acerca de su próximo divorcio. ¿Cuándo se lo digo? ¿Qué le digo? ¿Cómo se lo digo? ¿Deberíamos decírselo juntos? ¿Cómo se explica a un niño que la vida que ha conocido, la comodidad que ha sentido en su ambiente familiar, está por interrumpirse —cambiar —para siempre? ¿Cómo se dice a un niño que nada de esto es por su culpa? ¿Cómo le aseguras que la vida sigue adelante, que estará seguro, cuidado y amado, aun después del divorcio de sus padres?

Que es adoptado?

En la decisión de adoptar, siempre se tiene en cuenta que habrá que explicarle al pequeño, en algún momento de su vida, que sus padres biológicos son otros. Es tal vez el aspecto más problemático de la adopción, porque viene cargado de miedo y de inseguridades.

¿Qué miedos? Muchos padres adoptivos tienen miedo de herir a su hijo al contarle la verdad. No quieren que se sienta poco deseado, porque ellos sí son conscientes de que su hijo ha sido totalmente deseado, y ha sido fuente de muchísimas alegrías en la familia.

Es normal que las familias que han elegido la opción de tener a sus hijos a través de la adopción legal, tarde o temprano se planteen inevitables cuestiones, tales como: ¿Debería decirle a mi hijo que es adoptado? ¿Cómo empiezo? ¿Cuándo es el momento adecuado para contarle la historia de su adopción? Y lo más importante, ¿qué palabras utilizar para esta difícil tarea? ¿Qué pasa si mi hijo se desconcierta? ¿Qué pasa si digo algo equivocado? ¿A qué edad debo empezar?

 

Terapia del Cuidador

No es raro que los cuidadores sean víctimas de una depresión leve o incluso más grave, como resultado de las exigencias permanentes de cuidar a un ser querido enfermo.

Las labores del cuidado propiamente dicho no provocan depresión, ni todos los cuidadores experimentarán los sentimientos negativos que se asocian con la depresión. De todos modos, al esforzarse por darle el mejor cuidado posible a un familiar o amigo, los cuidadores muchas veces sacrifican sus propias necesidades físicas y emocionales. Además, las vivencias emocionales y físicas del cuidado pueden llevar a una situación límite, incluso a las personas más capaces. Los sentimientos resultantes de ira, ansiedad, tristeza, aislamiento, agotamiento—y también la sensación de culpa por albergar esos sentimientos—pueden ser una carga muy pesada.

Todas las personas tienen en algún momento sentimientos negativos que surgen y desaparecen con el tiempo, pero cuando esos sentimientos cobran una mayor intensidad y hacen que los cuidadores se sientan totalmente fatigados, que lloren con frecuencia o que se enojen fácilmente con su ser querido o con otras personas, pueden ser una señal de advertencia de la depresión.

La adolescencia es un período de la vida en la que la confusión es el aspecto dominante. En ella se inician nuevas relaciones con los padres y con el exterior, se produce una ruptura con el mundo infantil. Además los cambios fisiológicos también tienen que integrarse en la vida de los adolescentes de manera que estos puedan adaptarse a su nueva imagen corporal.

No todos los adolescentes viven estos cambios de la misma manera, ya que depende del entorno que tenga cada uno, a parte de las experiencias personales ya vividas anteriormente. Lo que sí está claro es que no se trata de una época fácil, ni para los propios adolescentes, ni para los padres y educadores.

No siempre lo consiguen solos y en ocasiones, necesitan orientación y apoyo tanto los padres como los hijos. Las orientaciones que se dan en esta época, generalmente son bien recibidas por padres, que se sienten incompetentes y por los adolescentes, confundidos e incomprendidos que encuentran en los terapeutas un apoyo para poder seguir adelante.

Autoestima

La adolescencia es el periodo clave en el desarrollo de la autoestima. Es a partir de este momento cuando el individuo empieza a ser independiente y a moldear su identidad. Para que esto suceda adecuadamente, el adolescente necesitará de una buena autoestima y del apoyo de sus familiares y amigos. En esta edad, la autoestima se genera a partir de la valoración propia sobre los acontecimientos vividos hasta la fecha y sobre las consideraciones de las personas más allegadas.

El adolescente con una buena autoestima está seguro de sí mismo, actúa de manera independiente y sin miedo, asume responsabilidades, afronta nuevos retos, posee más habilidades sociales y es más productivo y competente.

El joven con una baja autoestima es excesivamente crítico consigo mismo, le cuesta aceptar las críticas y las concibe como un ataque, es pesimista y muy perfeccionista, le cuesta tomar decisiones ya que teme equivocarse y desagradar a los de su alrededor y habitualmente se deja llevar por las decisiones de los demás. Esta persona se siente insatisfecha con ella misma y este sentimiento evidentemente va a influir de manera negativa sobre su rendimiento y habilidad social.

¿QUÉ SÍNTOMAS SON INDICATIVOS PARA ACUDIR AL PSICÓLOGO?

Autocrítica severa: tendente a crear un estado habitual de insatisfacción consigo mismo

Hipersensibilidad a la crítica: que la hace sentirse fácilmente atacada y a experimentar resentimientos pertinaces contra sus críticos

Indecisión crónica: no tanto por falta de información, sino por miedo exagerado a equivocarse

Deseo excesivo de complacer: no se atreve a decir «no», por temor a desagradar

Perfeccionismo ilimitado

Culpabilidad excesiva: se condena por conductas que no siempre son objetivamente malas, exagera la magnitud de sus errores y delitos y/o los lamenta indefinidamente, sin llegar a perdonarse por completo

Hostilidad, irritabilidad a flor de piel: siempre a punto de estallar aun por cosas de poca importancia, todo le disgusta, todo le decepciona, nada le satisface

 

Trastornos Alimenticios

Entre un 25% y un 35% de adolescentes presentan problemas persistentes para comer adecuadamente. Entre los desajustes alimenticios más comunes, encontramos los problemas de conducta a la hora de las comidas, la negación a tomar un sinfín de alimentos, los retrasos para masticar o tragar o prolongar en exceso el tiempo de la comida. Los problemas de esta actitud pueden ir desde la desnutrición, las dificultades en el desarrollo hasta los problemas de conducta. Los problemas más graves derivados de la actitud anteriormente citada son la anorexia o la bulimia nerviosa. Se caracterizan por un patrón alimentario alterado y, de manera paralela, la práctica de comportamientos encaminados a subsanar los efectos de la ingesta.

Las personas con anorexia tienen un miedo exagerado a aumentar de peso y su vida gira en torno al deseo de adelgazar. Evidentemente, se trata de personas con una visión de su imagen corporal totalmente distorsionada a las que les embarga un sentimiento general de rechazo e ineficacia personal. Algunos de los síntomas físicos presentes en una persona anoréxica son: frío, fatiga, lanugo, y colitis. En estados avanzados puede presentarse la pérdida de la menstruación.

La bulimia se caracteriza por la presencia de atracones que no pueden controlarse, seguidos de conductas compensatorias encaminadas a evitar el aumento de peso. Como en la anorexia, su apreciación sobre la imagen corporal también se ve alterada.

¿QUÉ SÍNTOMAS SON INDICATIVOS PARA ACUDIR AL PSICÓLOGO?

Control excesivo de los alimentos que ingieren, manteniendo hábitos poco saludables

Obsesión por la imagen corporal

Su estado de ánimo se caracterizará por la tristeza, la melancolía, la soledad, la rabia…

Personalidad muy marcada e insegura (perfeccionismo, facilidad para la frustración, indefensión ante los problemas, pasividad, baja autoestima, falta de decisión), ayudando a que el problema se focalice exclusivamente en el aspecto físico

Son personas poco decididas, con muchos “peros”.

Falta de expresión de lo que piensan por miedo al enfrentamiento y a las posibles consecuencias (no ser queridas o valoradas por esa persona)

Tendencia al aislamiento social: dejan de comunicarse y salir con los demás por miedo a las situaciones sociales que impliquen comida (cenas, salida a casa de amigos…), inventan miles de excusas con tal de no acudir a la cita, por este motivo los demás poco a poco les van dejando de lado

Cambios en el estado de ánimo y carácter causados por la disconformidad y la rabia que sienten

 

Adicciones

El consumo de sustancias psicoactivas como el tabaco, el alcohol o las drogas ilegales son uno de los principales problemas a los que se enfrenta la juventud de las sociedades occidentales. Los motivos por los que los adolescentes se inician en dicho consumo son múltiples pero, entre otros, se pueden destacar: la curiosidad por saber qué se siente, la presión que ejerce su grupo de iguales y la necesidad de sentirse aceptado y formar parte del grupo, la información distorsionada sobre el efecto negativo de las drogas o la creencia de que los efectos momentáneos de las drogas son “positivos”

 

Además, también hay ciertas conductas o factores considerados de riesgo como son tener una mala relación con la familia, la falta de disciplina, la disconformidad con los valores sociales establecidos, el bajo rendimiento escolar, la presencia de alguna psicopatología, una baja autoestima, la presión por parte del grupo de amigos o el mero hecho de querer ir en busca de nuevas sensaciones y emociones.

¿QUÉ SÍNTOMAS SON INDICATIVOS PARA ACUDIR AL PSICÓLOGO?

Obsesión: su vida se vuelve monótona, todo gira alrededor de la adicción

Falta de control, negación

La relación con la familia y amigos se altera: aparecen discusiones frecuentes, la comunicación se interrumpe, hay pérdida de confianza, alejamiento…

Estado de ánimo negativo e irritabilidad, actitudes defensivas, pérdida de autoestima e intensos sentimientos de culpa

Se vuelven egoístas y egocéntricos: no les importa nadie más que ellos mismos

Suele restar tiempo a sus estudios/trabajo: se despreocupa de sus obligaciones, disminuye la productividad y la calidad, llega tarde…

Los ahorros se agotan y suele aparecer el endeudamiento, motivo por el cual en muchos casos la persona se ve obligada a cometer pequeños hurtos o a recurrir a actividades ilegales como vender droga

A nivel físico, pueden aparecer dificultades orgánicas como cirrosis, trastornos cardiovasculares

 

Problemas de Conducta

Las familias están cada vez más sensibilizadas acerca de los problemas de conducta de los adolescentes ya que éstos se han ido incrementando en la sociedad de forma progresiva provocando una gran preocupación. El comportamiento normal o adecuado suele estar determinado por el punto de vista social, cultural y el desarrollo que se adopte. Conocer aquello que se puede esperar del adolescente en este periodo ayudará a determinar cuándo un comportamiento no es normal y hasta qué punto necesita la orientación de un profesional.

El origen de estos graves desajustes suele ser multi causal; es decir, que los factores individuales, familiares como las pautas educativas desajustadas, sociales como un desarrollo psicosocial deficiente así como los factores evolutivos, juegan un papel muy importante en el desarrollo y en el mantenimiento del problema.

En general los problemas de conducta vienen determinados por la presencia de un patrón de conducta persistente, repetitivo e inadecuado para su edad.

 

¿QUÉ SÍNTOMAS SON INDICATIVOS PARA ACUDIR AL PSICÓLOGO?

Incumplimiento de las normas sociales básicas de convivencia y oposición a los requerimientos de las figuras autoritarias

Agresión física o verbal hacia personas y animales: iniciar peleas físicas, usar utensilios peligrosos en las peleas, obligar a practicar relaciones sexuales…

Destrucción de la propiedad: prender fuegos, destruir objetos de otros, forzar la entrada de coches, casas…

Violación grave de las reglas: desobediencia, no llegar a casa a la hora, escaparse, no acudir a la escuela, contestar maleducadamente y faltar el respeto a iguales y a adultos…

Sentimientos de enfado, resentimiento, irritación y enojo, baja tolerancia a la frustración, la cual suele desencadenar en rabietas y falta de colaboración

 

Relaciones Interpersonales

Existe la creencia de que las conductas sociales son innatas, así la simpatía o el éxito social se atribuyen con frecuencia al “carisma” o “a ser mas lanzado” entendido cómo características que posee el individuo. Sin embargo, este tipo de creencias no se corresponden con la realidad ya que las conductas sociales se adquieren a través de la experiencia en un proceso de aprendizaje. Cuando practicamos determinadas habilidades sociales y obtenemos éxito social, tenderemos a utilizarlas en el futuro y adquiriremos más práctica en ellas. Sin embargo, la fobia social, la timidez o la introversión son síntomas de la adquisición errónea de habilidades sociales.

Fobia Social

Cuando hablamos de fobia social hablamos de una timidez exagerada. La timidez es algo que puede ser normal ante ciertas situaciones, y sólo cuando esta llega a constituir un problema e interfiere en la vida de la persona hablamos de fobia social.

La fobia social se caracteriza por el miedo ante las situaciones sociales. Estas situaciones se intentan evitar, y cuando se enfrentan, la persona suele tener pensamientos anticipatorios negativos acerca de su desempeño. Se inicia en la adolescencia y si no se recibe tratamiento suele ser un trastorno crónico. Además, en esta etapa evolutiva se agudiza más por:cambios hormonales que suelen producir aumento de la vergüenza y de la irritabilidad, cambios físicos del propio cuerpo que provocan inseguridad y problemas de aceptación y cambios en los roles sociales (se pasa de la etapa de niño a preadulto).

Hay dos tipos de fobia social: la fobia social generalizada en la que el miedo se relaciona con la mayoría de las situaciones sociales; y la fobia social situacional en la que la ansiedad social se circunscribe a situaciones específicas como, por ejemplo, hablar en público, iniciar y mantener conversaciones con desconocidos, hacer valer sus derechos, o dirigirse a determinadas figuras de autoridad. También puede tener miedo a ruborizarse, temblar, hablar o comer en público.

¿QUÉ SÍNTOMAS SON INDICATIVOS PARA ACUDIR AL PSICÓLOGO?

El miedo anticipatorio ante las situaciones sociales

La preocupación por la posibilidad de ser juzgado o evaluado negativamente

El temor a que las otras personas se percaten de su ansiedad o a parecer débil, “loco”, estúpido o ridículo

Inhibición social, aislamiento, inseguridad, ansiedad, depresión y baja autoestima

Ataques de pánico: taquicardias, sudoración, dificultades para tragar y mareos

Introversión

Es necesario distinguir entre timidez (dificultad a la hora de relacionarse socialmente con los demás) de la introversión (ausencia de necesidad de la relación social o el contacto con otros).

La introversión es una característica propia de personas cuyo interés está orientado en actitudes internas de la persona. Prefieren realizar actividades a solas antes que con gente, disfrutan estando solos o con pocos amigos, huyen de las multitudes, se sienten fuera de lugar en fiestas o celebraciones multitudinarias. Para ellos, la soledad, la intimidad y aislarse de vez en cuando es una necesidad.

¿QUÉ SÍNTOMAS SON INDICATIVOS PARA ACUDIR AL PSICÓLOGO?

Inflexibilidad y rigidez en sus tareas como en sus pensamientos

Elevado pesimismo y autocrítica, no aceptando las críticas de los demás y cualquier comentario hacia su persona, lo consideran como un atentado hacia su intimidad

Baja autoestima, poseyendo sentimientos de inferioridad y de culpabilidad y no gustándoles quedar mal y con frecuencia sintiendo vergüenza delante de los demás

Excesiva timidez

Incapacidad de expresar sus sentimientos, sus deseos y sus objetivos (p.e. si algo le molesta, no lo dice)

Apatía, no deseando tener emociones nuevas, no sintiendo interés por las aventuras ni por lo desconocido y conformándose con su vida tal como es

 

Tecnicas de Estudio

En ocasiones vemos cómo nuestro hijo tiene dificultades para afrontar la vida escolar con éxito y se ve incapaz de realizar cualquier tarea escolar con autonomía, planificar su tiempo y/o aplicar técnicas de estudio.

Uno de los errores más comunes es pensar que cuánto más tiempo esté nuestro hijo delante del libro, más posibilidades tendrá de aprobar la asignatura. En cierta medida, asociamos su rendimiento con el número de horas que pasa dentro de su habitación.

A veces, tratamos de ayudarle con los deberes, le explicamos cómo debe hacerlos, etc., pero una vez que se vuelve a quedar solo sigue necesitando nuestra ayuda y no entendemos lo que está fallando ni cómo evitar el fracaso escolar.

Lo cierto es que consolidar unas técnicas de estudio y de organización del tiempo es fundamental para que se enfrente a los distintos retos que se va a encontrar a lo largo de su vida, por lo que le tenemos que dotar de recursos y herramientas para que no dependa de nosotros.

¿CUÁNDO ACUDIR AL PSICÓLOGO PARA MEJORAR EN LAS TÉCNICAS DE ESTUDIO? TU HIJO…

No sabe organizar su tiempo

Se distrae con facilidad

Subraya todo el texto

Desconoce cómo hacer un esquema o un resumen

No aplica reglas de memorización

Conocer las diversas técnicas de estudio e identificar en qué momento tienen que aplicar cada una de ellas es la clave para hacer frente al fracaso escolar.

Psicología Niños

Etiquetado como

La niñez puede presentar problemas que parezcan poco importantes, pero no todos los niños son capaces de manejar las situaciones y estímulos de la misma manera, lo que les lleva a sufrir en silencio o a mantener ciertos comportamientos que ni los propios padres comprenden. La ayuda del psicólogo puede ser importante para identificar, comprender y reconducir estos síntomas desde la niñez.

Depresión

La depresión se define como una enfermedad cuando la condición depresiva persiste e interfiere con la habilidad de funcionar del niño. Es moderadamente frecuente, ya que aproximadamente el 5% de los niños y adolescentes de la población general padece depresión en algún momento. En particular, los niños que viven con mucha tensión, que han experimentado una pérdida o que tienen desórdenes en la atención de sus necesidades, del aprendizaje o de la conducta, o incluso priman las causas familiares y sociales, corren mayor riesgo de sufrir depresión.

El comportamiento de los niños deprimidos es diferente al de los adultos con depresión. Por ejemplo, un niño que a menudo jugaba con sus amigos, empieza a pasar la mayor parte del tiempo solo y pierde el interés por todo. No consigue disfrutar de las cosas que antes le satisfacían. Por ello, cuando se portan mal en casa y en la escuela, pueden estar sufriendo depresión sin que nadie se dé cuenta de ello. Los padres y los profesores no se dan cuenta de que la mala conducta es un síntoma de depresión porque estos niños no siempre dan la impresión de estar tristes.

¿CUÁNDO ACUDIR A UN PSICÓLOGO? TU HIJO…

Presenta tristeza todos los días o llora con facilidad

No quiere o le cuesta mucho levantarse

Se pone enfermo ante un acontecimiento importante (examen, comida familiar, cumpleaños de amigos…), o lo evita por todos los medios

No tiene ganas o le cuesta mucho jugar con otros niños. En el recreo del colegio esta solo y se dedica a dar vueltas o a estar sentado

Le preocupa la muerte, dice que querría estar muerto o habla del suicidio

 

Problemas Escolares

Los datos de diferentes estudios revelan que España presenta un índice superior de fracaso escolar en comparación con el resto de la media europea. El 31% de los alumnos españoles abandonan la escolarización antes de los 16 años, y los datos apuntan a que este porcentaje va en aumento. Si comparamos chicos y chicas, estas últimas presentan un porcentaje menor (29%) de abandono de la escuela, frente a los chicos (41%), referido a cualquier nivel educativo. Las causas son múltiples: existen factores que pertenecen al propio niño y otros que provienen del sistema educativo, de la familia y del entorno.

Es importante tener en cuenta, que la salud del niño es un factor relacionado con el aprendizaje. Una salud deficiente puede ser la base de dificultades en el rendimiento académico, por ello es conveniente que sea valorado por un especialista. Problemas nutricionales y alteraciones endocrinas, alteraciones visuales y auditivas pueden estar entorpeciendo el aprendizaje escolar.

¿CUÁNDO ACUDIR A UN PSICÓLOGO? TU HIJO…

  • Le cuesta mucho ponerse a estudiar
  • Se niega a realizar los deberes, convirtiéndolo en una lucha de poder
  • No organiza ni planifica adecuadamente el tiempo de estudio
  • No obtiene un buen rendimiento al preparar los deberes y éxamenes

Dificultades Aprendizaje:

Una de las causas más comunes de los fracasos académicos son los trastornos del aprendizaje, afectando aproximadamente al 15% de la población escolar. Un niño con un trastorno del aprendizaje es por lo general inteligente, quien inicialmente trata de seguir las instrucciones, de concentrarse y de tener un buen comportamiento. Sin embargo, no domina las tareas escolares y comienza a retrasarse, provocando dificultad en permanecer quieto o prestar atención.

Si se trata de una deficiencia o dificultad en áreas que afecta al aprendizaje, no se arregla con presionar al niño y obligarle a que trabaje el doble porque parece que lo requiera. Se estima que los problemas específicos de aprendizaje son causados por una dificultad del sistema nervioso que afecta la captación, elaboración o comunicación de información.

Los trastornos principales son de lecto-escritura y de abstracción-razonamiento:

¿CUÁNDO ACUDIR AL PSICÓLOGO POR TRASTORNOS DE LECTO-ESCRITURA? TU HIJO…

Es como si se le olvidaran las letras

No recuerda los sonidos

Confunde algunas letras

Presenta confusión entre las letras p-q-d-b-m-n

Cuando escribe, no separa bien las palabras

No entiende lo que lee

No sigue el ritmo de la clase

¿CUÁNDO ACUDIR AL PSICÓLOGO POR PROBLEMAS DE ABSTRACCIÓN O RAZONAMIENTO? TU HIJO…

  • Presenta dificultades para detectar la idea principal
  • Le cuesta extraer información importante: síntesis, resúmenes, matemáticas…
  • No sigue una secuencia lógica
  • Apenas comprende conceptos amplios (como solidaridad, respeto, paz) o juegos de palabras
  • No consigue generalizar su aprendizaje a situaciones nuevas

 

 

Deficit de Atencion:

El TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad) es un problema de seria importancia debido a su repercusión en el ámbito escolar, social y familiar. En concreto afecta a la capacidad del niño para controlar su nivel de actividad (hiperactividad), frenar sus pensamientos y comportamientos (impulsividad), prestar atención a las acciones que realizan (inatención).

¿CUÁNDO ACUDIR A UN PSICÓLOGO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN? TU HIJO…

Parece no escuchar

No finaliza las tareas, es incapaz de mantener la atención durante el tiempo que requiere la actividad

Se distrae con facilidad

Es olvidadizo

En clase está en las nubes, tiene dificultades para organizar las tareas escolares

Es desordenado y chapucero, comete errores por ser descuidado

Es lento/a para realizar tareas habituales

¿CUÁNDO ACUDIR A UN PSICÓLOGO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN CON HIPERACTIVIDAD?

  • A parte de las características que conlleva el déficit de atención, tu hijo…
  • Se mueve mucho (corre, salta, se levanta continuamente de su asiento en clase…)
  • Se expone al riesgo sin pensar en las consecuencias
  • Habla en exceso (interrumpe las conversaciones y no sabe esperar turnos, responden de forma precipitada a las preguntas que se le hacen)
  • Es molesto y en ocasiones provoca el rechazo por parte de los compañeros y adultos

 

 

Divorcios de los Padres

Las cifras de divorcios son muy elevadas. En España va en aumento, aproximándose a un 30% sobre los matrimonios celebrados. Es muy conocida la idea del sufrimiento de los niños cuando los padres se separan. No puede negarse, puesto que se ven a muchos que lo pasan verdaderamente mal ante estos hechos. Sin embargo, desde la experiencia, podemos afirmar que los niños son un reflejo de lo que viven y expresan sus padres.

Asimismo, los síntomas pueden amplificarse por alguna de las siguientes causas: cambio de residencia, escuela y amigos; convivencia forzada con un padre o con miembros de la familia de alguno de ellos; disminución de la acción del padre con el que no conviven; introducción de parejas nuevas de los padres; mala aceptación del divorcio por uno de los padres, conviviendo con una persona deprimida, hostil o que presiona al niño a tomar partido.

¿CUÁNDO ACUDIR A UN PSICÓLOGO? TU HIJO…

  • Ha sufrido una bajada en el rendimiento académico
  • Ha empeorado su auto-concepto (autoestima)
  • Presenta dificultades sociales, que antes no existían
  • Ha desarrollado dificultades emocionales como depresión, miedo (a quedarse solo y abandonados), sentimiento de culpabilidad, ansiedad,…
  • Muestra problemas de conducta (ej. desobediencia)

 

 

Niños Desobedientes

Hay que tener en cuenta que la desobediencia muchas veces es parte del proceso de crecimiento de los niños. Los niños pasan por fases en que desafían. Algunas veces, estos conflictos son demasiado frecuentes hasta formar un problema en la relación entre padres e hijos. Es entonces cuando la terapia es conveniente.

La desobediencia se puede deber a muy diferentes causas: estrés escolar, conflictos entre los padres, celos o conflictos con hermanos o compañeros, problemas con el profesor, dificultades en alguna asignatura; incluso a respuestas irracionales del niño. Pero si este estado se prolonga en el tiempo, los niños se pueden sentir infelices con ellos mismos y reducir su autoestima.

Para tratar este problema es especialmente importante contar con los padres, ya que estos van a ser fundamentales en el descenso de la oposición, desafío y agresividad del niño, a la vez que con el entrenamiento a padres se sentirán mejor y bajará el nivel de estrés familiar.

¿CUÁNDO ACUDIR A UN PSICÓLOGO? TU HIJO…

  • Suele tener accesos de cólera, rabietas, discute con los adultos
  • No cumple con sus tareas
  • Hace cosas que sabe que molestan a otros y acusa de sus errores o problemas a otros
  • Con facilidad se siente molesto o puede ser muy quisquilloso, rencoroso o vengativo

 

Consulta Psicológica

Etiquetado como

La Consulta Psicológica de Clinica Resel de Illescas pone a su disposición la experiencia de los mejores profesionales de la psicología aplicada a niños, adolescentes, adultos y tercera edad. 

En la Consulta Psicológica de Clinica Resel de Illescas queremos que te sientas bien contigo mismo, y ponemos todo de nuestra parte para que llegues a ese objetivo. 

Nuestra filosofía es crear un espacio de confianza, flexible y adaptado a los problemas específicos de nuestros clientes. 

Nuestro objetivo y misión es mejorar la calidad de vida de las personas que acuden a nosotros.

En mayo de 2010 entró en vigor el nuevo Reglamento Centros de Reconocimiento de Conductores (Real Decreto 170/2010, de 19 de febrero) aprobado en Consejo de Ministros.

Con esta nueva norma se ofrece la posibilidad de realizar todos los tramites de forma telemática desde el Centro de Reconocimiento de Conductores, y de esta forma no sera necesario el traslado hasta la Jefatura Provincial de Trafico. En el propio centro se le realizará la foto de forma digital y el pago de la tasa para que el CRC la envíe a la Jefatura Provincial de Tráfico. 

Una vez realizado el reconocimiento y ser APTO, se entregará una autorización para conducir hasta que reciba el nuevo permiso que le enviará la Jefatura Provincial de Tráfico por correo ordinario a su domicilio.

El permiso de conducción se puede renovar hasta 3 meses antes de su caducidad, respetando la fecha de caducidad en el nuevo permiso.

La documentación que hay que presentar en el CRC es:

DNI o Tarjeta de Residencia en vigor

Permiso de conducir (en caso de renovación)

Estamos en Illescas, en zona donde NO tienes que pagar para aparcar. 

Un análisis clínico o prueba de laboratorio se le llama comúnmente a la exploración complementaria solicitada al laboratorio clínico por un médico para confirmar o descartar un diagnóstico. Forma parte del proceso de atención a la salud que se apoya en el estudio de distintas muestras biológicas mediante su análisis en laboratorio y que brinda un resultado objetivo que puede ser tanto cuantitativo (un número, como en el caso de la cifra de glucosa) o cualitativo (positivo o negativo).

¿Qué es?

La osteoporosis es una enfermedad en la que se reducen la cantidad y calidad óseas.

La principal consecuencia de la osteoporosis son las fracturas, principalmente en la columna (vértebras), la muñeca (antebrazo) y la cadera (cuello de femur).

Factores de Riesgo

Los principales son:

- Edad avanzada y sexo femenino.

- Historia familiar de osteoporosis.

- Estructura corporal pequeña y delgada.

- Menopausia prematura.

- Dieta baja en calcio.

- Estilo de vida poco activo.

- Fumar o tomar bebidas alcohólicas en exceso.

- Uso prolongado de ciertos medicamentos como los corticoides y
 hormonas tiroideas.

Consejos

- Dieta rica en productos con gran cantidad de calcio (leche, 
 legumbres...)

- Durante embarazo y lactancia tomar suplementos de calcio en la
 dieta.

- Ejercicio físico moderado de forma habitual. Huir del sedentarismo.

- Disminuir en lo posible el consumo de tóxicos como alcohol, tabaco
y café.

- Al comenzar la menopausia, solicitar consejo al ginecólogo para 
 instaurar tratamiento.

Detección

La detección de forma precoz favorece un correcto tratamiento. El examen radiológico resulta muy limitado. Existen otros métodos diagnósticos entre los que destaca la Densitometría Ósea, que permite cuantificar la masa oseá en cabeza del fémur, columna vertebral, etc.

La empresa

Etiquetado como

Resel Servicios Medicos en Illescas, es una clínica moderna con amplia experiencia y formada por profesionales altamente cualificados, comprometidos con su salud. Nuestra prioridad son las personas y su bienestar, por eso ofrecemos un trato cercano, completo, rápido y personalizado.

Disponemos de las últimas tecnologías, garantizando un servicio de alta calidad.

Demo Picture

Objetivos

Etiquetado como

Demo PictureNuestro principal y más importante objetivo es que usted se sienta bien atendido y tenga la mejor atención por parte de nuestro equipo de trabajo.

¿Que dicen nuestros pacientes?

¿Por que con nosotros?

Clinica Resel

Cita Previa

Los campos marcados con * son requeridos



Imagen de seguridad Reload image challenge